Eloradana Martín: «Espero poder debutar con el primer equipo”

/ / Noticias

Con tan solo 16 años, Eloradana Martín es jugadora del Club Balonmano Salud Tenerife en categoría Plata Femenina. Lleva desde los diez años formándose en las filas del club santacrucero y sueña con dar el salto a la Liga Guerreras Iberdrola. Eloradana es protagonista esta semana en los medios oficiales del club, comentando sus inicios en este deporte, el equipo de la División de Plata y sobre su futuro.

«Todo empezó cuando el médico me dijo que debía hacer deporte para mejorar mis problemas de espalda». Gracias a Juanjo Coello, al que ya conocía, me metí en el equipo que entonces llevaba él por probar y fue todo un descubrimiento», relata Eloradana. Además, asegura que no  sabía nada de balonmano y que nunca había visto un partido ni mucho menos jugarlo pero que  cuando mantuvo el primer contacto con el deporte se enamoró. Describe que, lo que más le gustó entonces, fue el ambiente con sus compañeras y entrenadores así como, el trabajo de equipo y compenetración que existía entre ellos. «Desde pequeñas hasta ahora hemos ido creciendo todas juntas y siempre hemos sido las mismas. Han llegado jugadoras nuevas y otras se han ido pero seguimos muchas de las que empezamos entonces», puntualiza la que es, ahora veterana del filial del Club. 

La nueva normalidad que ha traído consigo el año que llevamos de pandemia ha supuesto que la jugadora azulina se planteara dejar el balonmano algo que, por suerte, no sucedió. «Por el tema Covid-19 mi instituto iba a comenzar a impartir el bachillerato en turno de tarde y me planteé dejarlo», asevera. Entonces, un día recibe una llamada de su entrenador, Juanjo Coello comentándole que van a competir en categoría nacional, en la División Plata y que le gustaría contar con ella. «Me planteé cambiarme de instituto sobre la marcha. Hablé con mis padres y me dieron libertad total de decisión. No lo dudé dos veces y me cambié de centro porque no quería dejarlo y me parece que no podía desaprovechar la confianza que nos estaban dando a la base para jugar en una categoría como esa». Aunque fue duro dejar atrás a amistades y tener que involucrarme con nuevos compañeros y profesores, la jugadora no se arrepiente y comenta que ahora se encuentra muy bien.

Asimismo, Martín expresa las dificultades de jugar, a su edad, en categoría nacional ya que se siente, en ocasiones, intimidades y cohibida por jugar con jugadoras de tan altísimo nivel. En este sentido, una de las especialidades de la pequeña estrella del Salud Tenerife se está viendo truncada y es que, marcar goles en División de Plata no es lo mismo que hacerlo en su categoría. «Me pongo más nerviosa y creo que esos nervios me traicionan», explica. Sin embargo, mira hacia el futuro y confía en que esa circunstancia pase pronto. Asimismo, está experimentando un cambio en su posición de juego pues siempre había jugado en primera línea como central y ahora está en el extremo izquierdo. «Antes veía nulo jugar de extremo y no me gustaba, y ahora le estoy cogiendo el gusto. También es cierto que tener a compañeras de tan altísimo nivel te ayuda a mejorar».

Aunque el equipo de Plata está teniendo dificultades para sumar puntos, la jugadora valora el trabajo que sus compañeras y entrenador están haciendo y asegura que «estamos trabajando y luchando mucho».  También, comenta el extra de presión que supone formar parte de un club tan grande, con representación en la División de Honor y que todas las jugadoras del filial quieren hacerlo bien y destacar. En lo personal, manifiesta su deseo de debutar en con el primer equipo dada su creencia de que «con fuerza, garra y dedicación se puede conseguir».

En sus compañeras del Salud Tenerife, Eloradana Martín encuentra grandes referentes. «Elena Martínez, Andrea Alonso y Rebeca López son algunas de mis jugadoras predilectas pero me gustan muchas, me fijo en todas y son muy buenas». «Ojalá pudiera llegar a ser como ellas algún día y experimentar un crecimiento tan grande», expresa. 

Orgullosa del club del que forma parte, de su equipo y de su trayectoria, la jugadora espera terminar el bachillerato para decidir cómo encaminará su futuro en lo deportivo y en lo profesional. «A lo mejor estudio algo relacionado con el deporte porque me apasiona pero no lo sé, no lo tengo claro todavía», sentencia. Con el apoyo de sus padres y de su hermano, con el que encuentra su máximo apoyo en lo deportivo, Eloradana espera poder mantenerse en Plata Femenina y de aquí a cinco años, «haber debutado con la primera plantilla».