Rocasa Gran Canaria vs Izmir BSB SK: Batalla por la supervivencia

/ / Noticias

El conjunto amarillo peleará este domingo (12:00 horas) en el Antonio Moreno por un billete para los cuartos de final de la EHF European Cup ante el Izmir BSB SK con la plantilla mermada a causa del COVID-19. En ese sentido, las chicas de Robert Cuesta no van a rendirse y pelearán por hacer bueno el empate de la ida ganando un partido que les mantendría con el sueño de Europa intacto

En busca de una gesta. El Rocasa Gran Canaria va a disputar el partido de vuelta del Last 16 de la EHF European Cup ante el Izmir BSB SK con la dificultad que supone haber perdido a 7 jugadoras por COVID-19. La pandemia ha afectado de lleno a la plantilla amarilla justo en un momento tan importante como este y, ante la imposibilidad de aplazar el encuentro, saldrán a por todas con el objetivo de sumar una victoria que iría directamente a los libros de historia de la entidad teldense. Sin duda, será un reto dificilísimo, pero el Rocasa está dispuesto a sobrevivir como sea.

El antecedente

La realidad es que el partido de ida estuvo muy igualado. Ambos equipos lucharon con fuerza por llevarse la victoria, pero ninguno fue capaz de imponerse. Salvo en los minutos iniciales, donde el Izmir sí que dominó con algo más de holgura, ambas escuadras estuvieron muy cerca, por lo que el empate final definió un encuentro que fue de poder a poder (28-28). Con ese resultado, a ambos les vale ganar por 1 gol.

Rocasa Gran Canaria: No dejar de creer

Imágenes cedidas por el Club Izmir

Dar por muerto a un equipo campeón nunca debe ser una opción. El Rocasa Gran Canaria está en una situación muy complicada, con muchas jugadoras de baja por COVID-19 y con la necesidad de ganar el partido para seguir con vida en esta EHF European Cup en la que hay puestas muchas esperanzas. Este panorama no es demasiado halagüeño, pero es más que evidente que no van a tirar la toalla ahora.

Las de Robert Cuesta van a intentar ganar el partido con todo lo que tienen, van a luchar para conseguir esa victoria que les dé el pase a cuartos de final sabiendo que va a ser uno de los partidos más complicados de la historia del club. Habrá que tirar de alma y de espíritu para poder competir, teniendo claro que dejar de creer no será una opción. Sobrevivir a todo esto sería una gesta de un calado enorme.

El Izmir ya demostró en el partido de ida que es un hueso a nivel colectivo y también competitivo, pero las gestas no se caracterizan nunca por ser un paseo.

Izmir BSB SK: Buscar el límite amarillo

Imágenes cedidas por el Club Izmir

El cuadro turco llega a Gran Canaria dispuesto a conseguir el pase a la siguiente ronda de la EHF European Cup sabiendo que el cuadro insular está mermado. Eso les da una pequeña ventaja que no tiene por qué ser definitiva. En ese sentido, lucharán y tratarán de imponer su fuerza como ya intentaron en el partido de ida, donde no dejaron al Rocasa estar demasiado cómodo en los dos lados de la pista.

Precisamente esa es su punto fuerte: Incomodar al rival al tratar de llevar el peso del juego al ritmo que quieren. Por esa razón, sabiendo que el Rocasa estará con bajas, buscarán fortalecerse jugando a la velocidad que mejor les convenga en cada momento. Aun así, no pueden despistarse porque el cuadro dirigido por Robert Cuesta no va a dejarse llevar pese a todo. El Rocasa está en cuadro, pero peleará.

Robert Cuesta: «Vamos a ir a por el partido»

«Esto nos tiene que servir como una motivación extra. Es el partido más importante de la temporada y estamos a 60 minutos de clasificarnos para unos cuartos de final de una competición europea. El equipo tiene que dejarse la piel en la pista y no tengo ninguna duda de que así será. Todas las jugadoras que estén disponibles y convocadas van a dejárselo todo en la pista este domingo ante el Izmir BSB SK».

«Hemos analizado al rival, viendo las cosas que hicimos bien, las que hicimos mal… También nos hemos fijado en dónde nos hicieron más daño, dónde tenían ellas más dificultades para podernos atacar y defender… Básicamente, no ha sido una semana diferente, pero el gran cambio es que no están trabajando las caras habituales. Pese a todo, nosotros durante todo el año hemos estado trabajando en partidos y entrenamientos con jugadoras de la base del club, del juvenil y el filial territorial, y son las que van a tener que dar un paso adelante en este partido».

«Que no quede ninguna duda de que vamos a ir a por el partido, de que vamos a ir a ganar y que la competición nos ponga donde nos tenga que poner. No tengo ningún tipo de duda de que las jugadoras que van a estar en pista van a dar el 300% y las jugadoras que van a estar en casa nos van a estar enviando su energía al 300%. Tengo confianza plena en las jugadoras, las veo entrenar cada día y sé de lo que son capaces. Ante adversidades como esta sólo podemos trabajar más si cabe, apretar los dientes e ir más fuerte, no nos queda otro remedio».

«El físico va a ser uno de los aspectos más importantes de este partido. Como dije en el partido de ida: Izmir es un equipo que controla muy bien los tempos del partido y ahora, más que nunca, debemos ser nosotras las que decidamos qué ritmo es al que se va a jugar el partido. No podemos salirnos de ese guion».